Ir al contenido principal

Cariños a tu bebé

¡Qué complicada es la gente! A nadie se tiene contento con nada, que si haces esto, mal; que si haces aquello, mal; que si no le diste, mal; que si le diste, mal; que no hagas eso, que no le digas eso, que no vayas, que cómo es posible, que qué le estás haciendo, buenoooo un sinfín de cosas.

A qué me refiero, a los cariños que le das a tu bebé, mi esposo y yo, nunca, créanme nunca vamos a dañar ni mucho menos ofender a nuestro bebé, muchas veces los cariños o "apodos" son un chiste local, y así pasa entre nosotros.

Si le agarramos sus enormes-cachetes-gordos siempre va a ser JU-GAN-DO, nunca la vamos a lastimar, así pasa también cuando le decimos "Hola mi monstruito de The Walking Dead", no hay ofensa en ningún lado, ¿que por qué le decimos así? Porque cuando tenía un mes, hacía soniditos raros y claro, nosotros veníamos de ver la sexta temporada y en automático lo asociamos, nada malo y actualmente hace más sonidos raros, sigue y seguirá siendo nuestro monstruito.

A veces juzgamos o creemos que los demás están haciendo algo malo, al menos nosotros siempre hemos y seguiremos tratando con delicadeza a nuestra bebé, porque es una bebé, nunca van a ver que la jaloneamos o le pegamos NUNCA, actuemos o digamos algo real cuando estemos viendo un caso de violencia con un menor, pero resulta que cuando estamos siendo testigos de eso, callamos.



Mis amigos Chris e Israel, llaman a su bebé lata o Gurrumina, la primera porque es más que claro que los bebés son muy demandantes y dan lata, sí, es un hecho y Gurrumina se les ocurrió porque rima con el nombre de su bebé, nada del otro mundo.


Y que tal mis amigos Raúl y Jozz quienes le dicen a su bebé Chucky por la forma en la que hace berrinche, no dañan a nadie ni mucho menos ofenden, a veces entre pareja podemos jugar de esta forma, nuestros bebés son lo más preciado que tenemos, cada uno vivimos una historia diferente y nos entendemos, nunca veremos de manera negativa esos cariños porque son chistes locales, anécdotas que podremos usar un día para dar a conocer nuestras aventuras.


Así como les decimos monstruito, Chucky y lata, también son nuestros amores, nuestros bebés, nuestras niñas hermosas, nuestras princesas, nuestra vida entera.


Quiero destacar algo que me dijo mi amiga Chris: "Yo creo que decirle a tu bebé palabras de cariño, que para otros no signifiquen lo mismo (cariño-amor) no tiene nada de malo. Es un lenguaje y una forma de apego que vas creando con tu hij@... Ya cuando estén grandes y nos digan: No me gusta que me digas / llames así, ahí sí, tenemos que respetar y no volver a llamarlos de esa manera que les desagrada. Y tampoco quiere decir que como ahorita no pueden hablar, se aguantan. No. También a esta edad saben  expresar lo que les gusta y lo que no. Y hasta el momento si al llamarle de algún modo se queja o incómoda, le decimos: está bien, ya. Y listo, no pasa nada".


¿Ustedes cómo le dicen a sus bebés?