lunes, 25 de diciembre de 2017

La piel de nuestro bebé

Después de que le diagnosticaran a mi bebé Roséola, era claro, incluso antes de eso que su piel, la piel de todos los bebés es demasiado delicada, no podemos dar por hecho ciertas manchas, granitos o incluso ponerle cualquier producto.

Por ello, acudí una vez más con mis amigos de la Fundación Mexicana para la Dermatología y les hice algunas preguntas sobre los bebés, por supuesto que me centré en preguntarles sobre su piel.

La pregunta principal que muchas mamás primerizas e incluso todos, aunque no sean papás nos hemos hecho es ¿por qué la piel de los bebés es tan delicada? La doctora María Guadalupe Ortiz Pedroza, especialista en dermatología con subespecialidad en dermatología pediátrica me comento que se debe a que la piel es mucho más delgada y fina, ya que no han desarrollado de manera completa el funcionamiento de sus glándulas.

Tan delicada es su piel que sí, ellos necesitan usar protector solar: "es importante también cuidar a los bebés de la radiación solar ya que como mencionamos es fácil que se puedan quemar ya que su piel es más fina y delicada, existen ciertos protectores solares (que los denominamos Pantallas Solares), adecuados para los bebés, los protegerán mejor y ocasionarán menos reacciones a nivel de su piel, estos se tienen que estar reaplicando de manera constante mientras exista luz de día y no exponerlos directamente al sol", explicó la doctora María Guadalupe.

No nada más los bebés están expuestos a los daños del sol, el pañal también es un enemigo, digo enemigo porque la piel que cubre el pañal se ve expuesta a la pipí y popó, es por eso importante el cambio frecuente de pañal, la limpieza sin frotar y lavar bien la zona cuando los bañamos, con ello podemos evitar las rozaduras.

Para finalizar, la dermatóloga pediátrica nos invita a usar jabones de pasta para lavar la ropa del bebé y no combinarla con la del resto de la familia, aplicar cremas blancas sin colorantes ni perfumes en la piel del bebé, así como acudir al experto en caso de que veamos algo que está fuera de lo común en la piel, así como los granitos que le salieron a mi bebé, no experimenten, no esperen, vayan con un médico para que él dé el diagnóstico y el mejor tratamiento.


viernes, 22 de diciembre de 2017

#Información, Sésamo en el MIDE

De la mano de MetLife Foundation y su interés por seguir apoyando la inclusión financiera de las familias mexicanas, Sésamo regresa al MIDE, Museo Interactivo de Economía, con su segunda temporada de la exposición-taller Sueña, Ahorra, Alcanza, sobre educación económica y financiera para niños.

Personajes como Elmo, Lola y el Comegalletas acompañarán a los visitantes para que comprendan cómo el establecimiento de metas, la planificación y las decisiones que se toman cada día, pueden motivar a las personas a la búsqueda del cumplimiento de sus sueños.

La exposición se centra en ayudar a niños y adultos, a través de material didáctico, un lenguaje adecuado, estrategias efectivas para ahorrar, gastar, compartir y donar, que los ayudarán a adquirir habilidades y comportamientos financieros prudentes y sanos.

Sueña, Ahorra, Alcanza abre nuevamente sus puertas al público hasta el 25 de febrero de 2018. El horario de visita es de martes a domingo de 9:00 a 18:00 horas, en el Patio de Novicios del MIDE ubicado en Tacuba No. 17, Centro Histórico, en la Ciudad de México.

La visita a la exposición está incluida en el costo del boleto de entrada al Museo.

#SesamoEnElMIDE #MetLifeFoundation


miércoles, 20 de diciembre de 2017

#Información la medicina reproductiva ayuda a elegir el sexo del bebé

Anteriormente el sexo de los hijos era cuestión de azar. Ahora especialistas en medicina reproductiva ayudan a las parejas para determinar –mediante técnicas de reproducción– si su bebé será niño o niña con un porcentaje de éxito de hasta el 90 por ciento para evitar enfermedades genéticas, aseguró la doctora Cintia Mejía García.

La especialista en biología de la reproducción humana de Red Crea detalló que es posible elegir el sexo del bebé en dos escenarios: para evitar la transmisión de ciertas enfermedades heredables que están ligadas al sexo y por decisión de la pareja.
Respecto de los padecimientos relacionados al cromosoma “X” –característico del óvulo– las mujeres portadoras de enfermedades mortales como la hemofilia o la distrofia muscular de Duchenne podrían heredarlas a sus hijos varones.
Ante la posibilidad de que el bebé herede algún padecimiento, la doctora Mejía detalló que “en parejas donde conocemos que alguno es portador de una enfermedad hereditaria es recomendable realizar la selección de sexo con el fin de evitar la transmisión genética de estas complicaciones”.
¿Cómo se realiza?
El sexo del bebé de manera natural se determina por los cromosomas “X” y “Y”. Las niñas tienen los cromosomas “XX” y los varones “XY”. La mujer en el óvulo es portadora del cromosoma “X” y quien determina el sexo es el hombre con el esperma que logre fecundar al óvulo que puede ser “X” o “Y”.
Existen dos técnicas para seleccionar el sexo, abundó la especialista. Una se realizan en la fase preconcepcional (sobre el espermatozoide) mientras que el otro procedimiento se efectúa en el embrión.
La doctora Cintia Mejía describió los precedimientos para determinar el sexo del bebé:
·          Capacitación espermática. Se realiza una serie de lavado y centrifugado a una muestra del semen del varón con la finalidad de separar los espermas de mejor calidad. De acuerdo con la especialista está demostrado que los espermatozoides que contienen el cromosoma “Y” (masculino) son más rápidos porque contienen menos ADN en su núcleo. “Si queremos un niño seleccionamos a los más veloces. La probabilidad de éxito con esta técnica ronda alrededor del 75 por ciento”, explicó.
·          La técnica DGP (Diagnóstico Genético Preimplantacional) es la más eficaz porque se efectúa un análisis directamente en los embriones que se han formado por fertilización in vitro para saber el sexo, con esto se comprueba qué cromosoma tienen los embriones y se transfieren a la madre los que se desean. Esta técnica tiene un porcentaje de éxito del 99 por ciento.
Finalmente, el doctor Carlos Maquita Nakano, Director General en Red Crea, puntualizó que “la finalidad de elegir el sexo del bebé es ayudar a las parejas para que sus hijos tengan mejor calidad de vida toda vez que evitamos enfermedades genéticas gracias a estos procedimientos, afortunadamente, nuestro país cuenta con tecnología de punta y el personal especializado para llevarlo a cabo”.

lunes, 18 de diciembre de 2017

¿Por qué soy egoísta?

Resulta que descubrí que soy egoísta, ¿cómo lo descubrí? Gracias a varias mamás y otras personas que escribieron sus opiniones en un post que encontré en Fb, pero más que opiniones eran ya consignas sobre decisiones que son personales, que nada más te involucran a ti y a tu pareja, no me dijeron directamente que soy egoísta, pero con el hecho de pensar que yo opinaba lo mismo que varias mamás, ya formaba parte de las mamás egoístas.

A qué me refiero, a la decisión de cuántos hijos tener. Me sorprendió tanto, pero en verdad tanto, la cantidad de mamás que juzgaban a otras mamás cuando unas expresaban "yo nada más quiero tener un hij@".

Había una lista interminable de comentarios con el por qué es malo tener nada más un hij@, incluso hubo uno que decía "por salud es necesario tener más de dos hijos" ¿POR SALUD? Es real, alguien dijo eso.

Otros comentarios eran:
  1. Los hij@s necesitan tener un herman@.
  2. Para que no los dejes solos.
  3. Porque cuando llegues a la vejez tendrás quienes te cuiden y la "carga" no será para uno.
  4. Porque al tener a varios los herman@s se desarrollan mucho mejor.
  5. Vas a tener los hij@s que Dios te mande.
  6. Por salud en la mujer, lo necesario son al menos dos hijos.
Y podría seguir con la lista de argumentos, la sorpresa es demasiada, la desinformación lo es aún más. Me intrigó el caso de una chica que expuso "yo nada más quiero uno, tengo 23 años, les dije en el seguro (IMSS) que por favor me operaran porque ya había tomado la decisión, me dijeron que no me operarían por la edad, que debía tener más de 30 años para que me permitieran ese tipo de operación, lo que se me hizo totalmente ilógico después de que está institución como miles más te invitan a la planificación familiar, que no es más que decidir con tu pareja cuántos hijos tener, al final, en un hospital privado me hice la operación".

Mi cara era de sorpresa absoluta y me di a la tarea de investigar y nunca encontré como tal REQUISITOS para que te pudieran hacer la oclusión tubaria bilateral (OTB) o Salpingoclasia, en pocas palabras el procedimiento para ligar las trompas y evitar un embarazo. Sobre esto leí a varias mujeres que expresan que deben tener más de 35 años o en su defecto más de tres hijos. En el sitio del IMSS no especifican este tipo de requisitos, es más dice que es un método para mujeres que tienen el número de hijos DESEADO y no quieren tener más EMBARAZOS, les dejo algunas capturas de pantalla con información de esta institución en donde lo único que remarcan es que hayas tenido un consejería previa.









Volviendo al tema de la cantidad de hijos, hoy yo puedo decir que quiero nada más uno, porque quiero calidad de vida para ella, darle lo más que pueda, impulsarla a que logre sus objetivos, eso bien lo pudiera hacer con un segundo hijo, pero no está en mis planes cuando me pongo a pensar en la economía del mundo, en que en México las oportunidades son buenas si las sabes encontrar pero que hay cosas que frenan ciertos aspectos, la educación, el desarrollo e incluso la misma política son las que no ayudan para ofrecer un panorama mucho más amplio.

Además de ello, yo tuve un embarazo muy difícil, no contaba ni conmigo misma y no puedo imaginar pasar por lo mismo y hacer el esfuerzo sobrehumano parte dos, hubo alguien que me dijo "pero no todos los embarazos son iguales, no sabes cómo te iría en un segundo", me queda claro que no son iguales, que no sé qué me depare la vida con un segundo embarazo, pero es algo que al menos hoy no quiero descubrir, no quiero saber y no sé si en algún punto cambie de opinión.

Por supuesto que esto es una decisión de dos, mientras yo digo NO mi esposo dice , pero tendrán que pasar algunos años y veremos, pero mi hija es querida, mi hija es deseada y nunca va a estar sola porque tiene prim@s, tendrá amig@s, tiene familia que la adora y su responsabilidad será vivir y disfrutar de todo lo que podamos darle y lo que ella misma pueda lograr, no vino para cuidarnos, no firmó en ningún lado esa responsabilidad.

Las ganas, la fortaleza y el deseo de cuidar a tus padres enfermos, nace en el momento, ese momento llega para muchos, llegó para mí, mi mamá siempre me hizo responsable de mis actos, de lo que quería, hizo que luchara por mis sueños y a pesar de muchas restricciones que tuve, ella siempre fue mi motor, el día que el cáncer apareció en nuestras vidas, fue el día en que a mí nadie me dijo que era mi obligación cuidarla, cuando supe que ya no había nada qué hacer, que nada más había que calmar su dolor hasta que muriera, fue el día en que yo sola decidí renunciar a todo, dejé mi trabajo, perdí amig@s, casi pierdo a mi novio, mi actual esposo, perdí mi vida por muchos meses y la perdí a ella.

La cuidé porque me nació, no por obligación. La cuidé porque era lo que ella necesitaba de mí en ese momento. La cuidé porque recibí de ella la mejor enseñanza. La cuidé porque fue siempre una guerrera. La cuidé como ella me cuidó cuando lloré, cuando me enfermé, cuando me caí, cuando perdí, cuando reprobé una materia, cuando me rompieron el corazón. La cuidé porque la amaba, porque la amo inmensamente, porque me enseñó a ser quien soy hoy día.

Inculcar valores es lo que ella hizo, es lo que yo haré porque sí un día necesito a mi hija ella sabrá qué hacer, nada más ella decidirá si puede y quiere estar y de qué manera, su vida aún es larga y la mía ya está encaminada.

La cantidad de hijos no te asegura en lo absoluto un futuro de cuidados, un hijo es toda una responsabilidad y ella va a incrementando con uno, dos, tres, cuatro hijos o más. Hay mucho qué pensar de forma individual y en pareja, la decisión de los hijos siempre será de dos y tendremos que respetar.

Yo crecí con dos hermanos, sí, no voy a negar que tenerlos es lo mejor del mundo, vivo con ellos cosas increíbles, como todo, desde enojos hasta tristezas y alegrías, es padre pertenecer al mismo mundo de locura con ellos pero este punto no me da aún ese indicativo para darle un hermanit@ a #BebéRegina.



viernes, 15 de diciembre de 2017

#Información mitos del consumo de edulcorantes en el embarazo

Cuando llega la noticia de un embarazo, surgen muchas preguntas: ¿la alimentación de la madre es adecuada?, ¿cuánto peso puede subir la mamá para seguir estando saludable?, ¿lo que come la embarazada puede afectar al bebé?, entre muchas otras.
Los consejos bien intencionados y mitos sobre la alimentación de la futura mamá empiezan a llegar a los padres por todos lados. Para tener información útil para cuidar de la salud de la familia, expertos de Hablemos Claro comparten datos importantes sobre la salud de la futura madre y de su bebé. 
Uno de los problemas a los que se enfrentan las mujeres durante el embarazo, es el aumento de peso. Es normal y deseable que la madre suba de peso, pero si el aumento es excesivo puede poner en riesgo su salud y la de su bebé. Una de las herramientas útiles para apoyar el control del peso son los edulcorantes no calóricos. Pero, ¿son seguros para la madre y su bebé? 
“Recientemente han surgido muchos mitos que provocan preocupación en la población, uno de ellos afirma que el consumo de productos con edulcorantes no calóricos por mujeres durante el embarazo, incrementa el riesgo de sobrepeso y obesidad en los recién nacidos”, comentó Ruth Pedroza Islas, integrante del grupo académico Hablemos Claro. 
“De acuerdo con la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) los alimentos con edulcorantes no calóricos sí pueden formar parte de la dieta de mujeres embarazadas y no hay evidencia de que su consumo diario pueda tener efecto en la salud de los bebés o en su índice corporal”, señaló Ruth Pedroza.
“Los científicos de la Academia de Nutrición y Dietética de los Estados Unidos de Norteamérica han manifestado que todos los consumidores pueden disfrutar con seguridad de un rango de edulcorantes nutritivos (que aportan calorías) y no nutritivos (que no aportan calorías), cuando se consumen dentro de un plan de alimentación que está guiado por las recomendaciones de nutrición federales, como la Guía Dietaria para los Americanos y las Ingestas Dietéticas de Referencia, así como por sus preferencias personales”.
“Si bien la obesidad es un padecimiento multifactorial muy complejo, un aspecto esencial a cuidar durante el embarazo es la reducción de la ingesta de azúcar y calorías, que puede ser apoyada con el consumo de alimentos y bebidas que contengan edulcorantes no calóricos”, añadió la doctora Pedroza Islas.
“El peso y tamaño corporales de los niños y bebés se encuentran relacionados con factores tales como los hábitos alimenticios y el estilo de vida de los padres, por ello, las futuras madres deben equilibrar su dieta, con supervisión médica. En nuestro portal hablemosclaro.org, podrán encontrar más información sobre esta importante etapa de vida”, concluyó.


martes, 12 de diciembre de 2017

Visita urgente al pediatra

Era uno de esos fines de semana en que habíamos hecho planes, desayunar, ir al super, regresar y colocar el árbol de navidad, hacer algo rico de comer, tal vez salir un rato a pasear o por nuestro habitual café de fin de semana.

Nuestras actividades iban bien, #BebéRegina estaba saliendo de una pequeña gripa y de la molestia de los dientes de arriba que le están saliendo, con los dos de abajo no hay problema alguno, pues nació con ellos.

Mientras levantaba las cosas del comedor y me disponía a preparar la pañalera de viajes cortos, sí, tengo pañalera para tres tipos de ocasión viajes cortos, medianos y largos, todo se basa en el tiempo en que nos vayamos a tardar, así es como escojo el accesorio que reemplazó a mis bolsas y mochilas, tan lindas ellas, en fin, eran aproximadamente las doce del día cuando Ale –mi esposo– me dice: "oye, la niña tiene granitos en el cuello", me acerqué la vi y creí que se trataba de sudor, anteriormente había pasado algo similar.

Él le tomó fotos y se las mandó a su mamá, quien le dijo que la revisáramos bien, que parecían granitos de fiebre eruptiva, nuestra cara de what? fue la misma que seguro ustedes están poniendo en este momento, nos quedamos pensando y claro, buscamos qué era eso (son infecciones virales o bacterianas caracterizadas por la aparición de manchas, ampollas o lesiones en la piel mejor conocidas como sarampión, varicela, rubéola o escarlatina), total que yo regresé a lo que estaba haciendo cuando vuelvo a oír: "oye, tiene más granitos", fui con ellos y le dije: "a ver, vamos a cambiarla" yo pensando que la ropa le había provocado alguna especie de reacción en su piel, pues en mi mente no podía pensar que tuviera sarampión u otra cosa ¡es una bebé! (no se descarta, pero en nuestras mentes siempre circula esa vaga idea que te da si otro niño tiene), cuando le empezamos a quitar toda la ropa estaba llena de granitos en el cuello, la espalda, el pecho y la pancita, estaba muy roja y sí ¡nos asustamos!

En menos de media hora, ella ya estaba llena de granitos, no se quejaba, no lloraba, NADAAA, ella estaba tranquila pero nosotros no sabíamos qué pasaba, era obvio que nada era normal a este punto. Literal salimos corriendo al consultorio del médico, yo me esperaba llegar y tardar horas en entrar porque siempre tiene mucha, mucha gente y más los sábados, pero ni modo, sabía que íbamos a tener que esperar, cual va siendo nuestra sorpresa que ¡NO HABÍA GENTE! Tenía un paciente adentro, afuera estaba un señor esperando a su esposa e hijos y luego estábamos nosotros, cuando salió el doctor la familia del señor que seguía NO HABÍA LLEGADO por ende, seguíamos nosotros, nos volteamos a ver Ale y yo y nada más dijimos: "pff, qué suerte!

Ya con el médico, le empezamos a explicar lo que había pasado, Regina seguía en lo suyo, ella ni en cuenta hasta que la revisaron y empezó a llorar como si no hubiera un mañana, conclusión del médico: "ESTA HERMOSURA TIENE ROSÉOLA", mi reacción: "¿Rosequé?"


El doctor nos explicó que la Roséola es prima hermana de la Rubéola, ésta última le quiso dar, pero no llegó, mmm vamos a decir que no llegó a término y quedó en esta infección viral causada por cepas del virus del herpes, afecta principalmente a los niños y ocasionalmente a los adultos, se presenta con fiebre de varios días y sarpullido, tienes que ir al médico si notas que tu hij@ tiene esto, porque hay un tratamiento y cuidados, principalmente una pomada para calmar la comezón, además es contagioso, si bien no es necesaria una cuarentena como sucede con otras enfermedades, tal como la Rubéola sí tienes al menos de tres a cinco días que proteger a los miembros más pequeños de tu familia cercana y por ende, tú como mamá o tú como papá que son los que están en contacto con el menor, observar cómo vas pasando los días porque pudo contagiarte, al menos, hasta ahora que estoy terminando esta entrada de blog, Ale y yo no hemos presentado ningún síntoma.


Antes de que el médico nos diera los pormenores de esta enfermedad, me preguntó ¿cuánto tiempo le diste leche materna? A lo que, sí, por dentro un poco triste contesté: mes y medio, el médico me vio y nos dijo: "con eso fue suficiente, siempre es importante al menos dar el primer mes de leche porque le dan el calostro y eso hija, evitó que le diera Rubéola, porque tiene defensas tu bebé, pero por favor, NUNCA DESCARTEN LAS VACUNAS, al año hay que ponerle las que le corresponden, si bien no es para que no les dé, es para PREVENIR que la enfermedad, en caso de que les dé sea lo menos agresiva posible".


No se imaginan el alivio que me hizo sentir, aún cargo en la conciencia el hecho de que no pude darle leche materna a mi bebé, pero saber que lo poco que logré le hizo bien, me hace sentir excelente. 


Únicamente quiero aclarar algo, la leche materna es un excelente alimento, pero ésta no hace que tus hijos sean más o sean menos enfermizos, sean más o sean menos inteligentes, sean más o sean menos sociables, habemos quienes por circunstancias totalmente ajenas a nosotras la lactancia no pudo ser y hay quienes sí tuvieron la fortuna y ambas tienen hij@s que se enferman, como todos nos hemos enfermado alguna vez, hij@s que tal vez las matemáticas no son lo suyo, pero otros que son excelentes con los números o hij@s que son en extremo amigables y otros más serios, la forma en la que se desarrolle tu hij@ siempre será un espejo de cómo los vayas guiando.


Hoy Regina ya va mucho mejor, los granitos ya casi desaparecieron y afortunadamente nunca le dio temperatura. Si notas algo raro en tu hij@ no dudes en correr con el médico, él o ella serán los indicados para decirte qué pasa y qué le puedes dar, la visita al pediatra no es mero trámite, tienes que ser constante, mes a mes tienes que llevarlo para que vean cómo va su desarrollo, desde peso y medidas, hasta para que te dé la mejor guía de la alimentación, es más, los médicos también te pueden sacar de dudas tales como: ¿usar o no andadera?, ¿gatear o caminar?, ¿frutas y verduras rojas hasta cuándo? y miles de preguntas que rondan por tu cabeza, ninguna es tonta y pregunta todo lo que se te ocurra, todooo porque así como yo estamos aprendiendo a ser mamás y papás, porque somos primerizos y acercarte a los expertos es la mejor manera de aprender.







#Información Sala multisensorial